SAAeI

SOCIEDAD ARGENTINA DE

ALERGIA e INMUNOPATOLOGIA

Noticias



El Virus Respiratorio Sincitial causa la muerte de cerca de 200.000 niños menores de 5 años

Expertos internacionales insisten en la necesidad de prevenir este virus en la estación epidémica, que comenzó en septiembre.


El mayor agente infeccioso respiratorio en la población infantil, el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), provoca cada año el contagio de dos de cada tres menores de 1 año durante los meses epidémicos del virus (de septiembre a abril). Según un estudio publicado en The Lancet, el VRS causa la mayoría de hospitalizaciones en niños durante el período epidémico, ocasionando anualmente más de 33 millones de nuevos casos, de los que 3,4 millones (10%) requieren hospitalización. De este porcentaje, el estudio cifra entre 66.000 y 199.000 los casos que terminan con el fallecimiento del bebé.

Así se expuso en la reunión internacional de expertos en virus respiratorios, celebrada la semana pasada en Barcelona, en la que cada año se dan cita los máximos representantes de la medicina pediátrica, neumológica y neonatológica. Los expertos allí reunidos advirtieron sobre la importancia de proteger en septiembre con la profilaxis existente ante el VRS al paciente de riesgo. Los bebés prematuros, bebés con cardiopatías o bebés con enfermedad pulmonar crónica son los más vulnerables ante la bronquiolitis, junto a otros pacientes como los bebés con Síndrome de Down, fibrosis quística o pacientes que han recibido un trasplante de un órgano y presentan inmunodepresión.

Las condiciones meteorológicas como el sol, la humedad o el viento son factores que favorecen la dispersión del VRS. En la reunión mantenida por el Grupo IRIS (perteneciente a la Sociedad Española de Neonatología), el Dr. Eiros, profesor titular de Microbiología de la Universidad de Valladolid, afirmó que “los meses de frío intenso favorecen la propagación del VRS. Pese a que este virus se comporta de una manera que no se puede determinar con exactitud, se presenta durante todo el año en los dos hemisferios. Es al comienzo del otoño, en septiembre, cuando los casos empiezan a ser más claros y constantes”.

El Dr. Eiros incidió en la necesidad de poder contar con un sistema de vigilancia más extenso sobre VRS. “Actualmente, el Centro Nacional de Epidemiología realiza una vigilancia similar a la que se efectúa con el virus de la gripe, pero sólo integra datos de un número reducido de comunidades autónomas”. “Sería de extraordinaria importancia contar con un sistema de vigilancia del VRS más extenso” añadió Eiros.

Octavio Ramilo, director de Enfermedades Infecciosas en el Nationwide Children’s Hospital de Columbus y profesor de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Ohio State University, insistió en la importancia de hacer un diagnóstico del VRS adecuado y adviertió sobre la necesidad de disminuir la exposición de los prematuros al VRS y evitar el contacto con otros infectados.

En relación al diagnóstico, el Dr. Eiros declaró que en España “existe una amplia aceptación de la pruebas de diagnóstico rápido, que presentan una notable sensibilidad y una elevada especificidad en relación a otras pruebas de referencia. Con todas ellas, un resultado positivo es válido, pero uno negativo no nos permite descartar con seguridad la presencia de infección”.





Fuente: www.jano.es