SAAeI

SOCIEDAD ARGENTINA DE

ALERGIA e INMUNOPATOLOGIA

Noticias



Niños fumadores pasivos

El tabaquismo pasivo causa 165.000 muertes anuales en niños, según la OMS


Un estudio de la organización, publicado en The Lancet, atribuye el 1% de la mortalidad mundial en 2004 a la exposición al humo de tabaco en no fumadores.





Alrededor de una de cada 100 muertes anuales en todo el mundo se debe al humo del tabaco, que causa más de 600.000 fallecimientos anuales. Alrededor de 165.000 de estas muertes se producen en niños, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud en Suiza, que se publica en la edición digital de la revista The Lancet.

Los investigadores, dirigidos por Annette Prüss-Ustün, utilizaron datos de 2004 de sus análisis, ya que este fue el último año con datos integrales de los 192 países estudiados. Las estimaciones incluyen tanto mortalidad como los años de pérdida de vida con buena salud.

En todo el mundo, el 40% de los niños, el 35% de las mujeres no fumadoras y el 33% de los no fumadores varones estuvieron expuestos al humo de tabaco en 2004. Se estima que esta exposición ha causado 379.000 muertes por enfermedad cardíaca isquémica, 165.000 por infecciones respiratorias inferiores, 36.900 por asma y 21.400 por cáncer de pulmón. Así pues, se pueden atribuir 603.000 muertes al humo de tabaco en 2004, que supone el 1% de la mortalidad mundial.

Mayor mortalidad en países más pobres

El 47% de las muertes por tabaquismo pasivo se dieron entre las mujeres, el 28% entre niños y el 26%, entre los hombres. En el caso de los menores, la mortalidad se registró básicamente en países con bajos y medios ingresos, sin embargo, en los adultos se produjo en todo tipo de países.

Según señalan los autores, las dos terceras partes de estas muertes se producen en África y el sur de Asia. La exposición de los niños se da probablemente en sus casas. La combinación de enfermedades infecciosas y tabaco parece ser mortal para los niños de estas regiones y podría frustrar los esfuerzos para reducir la tasa de mortalidad para los menores de 5 años.

Los mayores efectos se producen entre las mujeres, dado que el 60% de ellas no fuma, porcentaje superior al de los varones, y a que en África, algunas zonas de América, el Mediterráneo oriental y el sudeste de Asia, las mujeres son, al menos un 50% más propensas al tabaquismo pasivo.

Los autores concluyen que estas muertes deben sumarse a las 5,1 millón de muertes atribuibles al tabaquismo activo para obtener el efecto total de ambos tipos de exposición derivadas del tabaco. La suma asciende, así, a 5,7 millones de muertes por año en 2004 como consecuencia del tabaco.

The Lancet (2010); doi:10.1016/S0140-6736(10)61388-



Fuente: www.jano.es